lunes, 11 de enero de 2010

El muelle de Pinamar hoy



A fines del mes de julio del año pasado veíamos que el muelle de pesca de pinamar estaba en una situación crítica y nos preguntábamos si a las autoridades municipales no les importaba abandonar así tan importante atractivo de la ciudad, que convoca a tanta gente que nos visita para la realización de una actividad sana.
El año pasado el Intendente convocó a todos los partidos políticos e instituciones, supuestamente para interiorizarse de los puntos de vista de las fuerzas vivas de la comunidad. Nosotros, como integrantes del GEN Pinamar expresamos nuestro parecer sobre este y otros aspectos. Pensábamos que era importante para la ciudad lo que proponíamos, pero claro, hay compromisos políticos que “honrar” y hay que acomodar a los amigos y armar los negocios.
Llego la temporada ¿y el muelle?
¡Bien, gracias¡
Hubo, sí, mucho apuro en votar y aprobar el proyecto del frente marítimo, que bien se podría haber dejado para el mes de marzo o abril de este año, ya que la playa sigue padeciendo esta temporada de los mismos males de siempre, cosa que ya estaba prevista en la ordenanza que con tanta ligereza impulsaron los que dicen representarnos en el Concejo Deliberante.
Parece que el muelle de pesca no es negocio.
¿Ahora qué le decimos al turista que quiere disfrutar de muelle?
¿Que no hay presupuesto? ¿Que al municipio no le interesa porque no es negocio? ¿Que no lo consideramos importante y por lo tanto hacemos otros emprendimientos?
¿Será que no alcanza el tiempo para reparar esas pequeñas cosas?
Más allá de la importancia del muelle como capital turístico, hay también una responsabilidad del Gobierno Municipal en cuanto a su seguridad – el año pasado una persona se cayó al mar – y no hubo hasta ahora ninguna acción positiva por parte de quienes administran nuestro patrimonio.
Por eso, en plena temporada, el muelle de Pinamar está clausurado.


Alberto Ramella – Daniel Leal