lunes, 19 de julio de 2010

Imposible pasar por alto

Hace dos semanas la Asociación de Prensa de Pinamar criticó, a través de un comunicado de prensa, las formas del director de Seguridad Jorge, Van Der Gothe, lo que motivó que el Departamento Ejecutivo concertara una reunión con representantes de la Asociación. Esta crítica despertó dentro de la comunidad periodística una serie de diferencias sustanciales que pusieron sobre el tapete valores éticos esenciales.
Después de una serie de notas gráficas y radiales en las que miembros de la APP explicaron como se suscitaron los hechos con el debido desarrollo de los acontecimientos, algunos comunicadores no entendieron el mensaje.
Aunque es nuestro deseo poner un punto a lo ocurrido, para los responsables de este medio es imposible pasar por alto algunas apreciaciones y sobre todo la actitud periodística del conductor Tito Bausela. Por esta razón nos vemos obligados a referirnos nuevamente al tema.
En todo momento nos hemos esforzado por dejar en claro que las criticas al Director de Seguridad, y por ende al Foro de Seguridad Municipal, tenían la intención de bajar el tono de la discusión, no solo para con los periodistas sino para con cualquier integrante de la comunidad. La negación de esta realidad por parte de algunos colegas resulta muy llamativa. Pero no entraremos en suspicacias ni pondremos bajo la lupa ninguna de esas actitudes.
A pesar de todo no podemos pasar por alto la misiva enviada por el comunicador Tito Bausela a través de correo electrónico, sobre todo porque se titula “Decir la verdad”.
En ella, incurre en una falta total de códigos éticos que ponen en duda el ABC periodístico del que se jacta. En su nota hace mención a la ironía que le atribuimos -nota publicada por “El Diario”- y lo que es peor traspasa los umbrales de la intimidad y reproduce los dichos en una comunicación por messenger.
En primer lugar recordemos la insistencia, ante la negativa, para que cualquier integrante de la APP saliera al aire en su programa.
Con respecto a la mal intencionada ironía lanzada, por el conductor, hacia el periodista Sergio Michnowicz, si existió. Su estilo es comprobable cuando denomina a los cuatro periodistas -Barbé, Dufour, Magne y Mercuri- firmantes de la nota “paladines de la justicia”.
Por otro lado declara que la ironía en cuestión no la realizó él, sino su compañera Verónica Santirso en un acto de buena voluntad. No somos sordos señor Basuela. Usted concordaba con su compañera y comentaba al mismo tiempo.
Luego, en defensa propia para justificar, vaya a saber qué, presenta como prueba una frase sustraída de una charla informal a través del messenger que mantuvo con el periodista Ricardo Magne. Este acto que lo muestra de cuerpo entero y deja a la luz sus manejos. Además, tampoco podemos pasar por alto que la APP no mintió, la agresión no solo existió, sino que existen grabaciones de la misma.
El señor Bausela concluye su nota colocándose en el papel de victima y pide “no me involucren gratuitamente. Es necesario que aclaremos que nadie pretende “involucrar” en nada al conductor mañanero, en todo caso quizás es él, quien precisa involucrarse.